Tests de este mes Tests anteriores Revista Todo Guitarra y Bajo

Blackstar
ID: Core Stereo 150


Compacto, liviano, accesible, con buen volumen, repleto de prestaciones y muy buenos registros y efectos, hacen de esta serie una de las más populares dentro de lo que es la marca Blackstar.

Comencemos diciendo que el Blackstar ID:Core 150 es un combo con modelado estéreo de sonidos. O sea, tecnología digital en su máxima expresión. Esto trae consigo varias ventajas, entre las que podemos nombrar su capacidad de reproducir una gran cantidad de registros, sumados también a un set de efectos, y a su capacidad de interactuar con un soft de grabación gracias a su conectividad USB, entre otras muchas cosas más. Ah, y también tenemos que ver que se trata de un combo, por lo que su portabilidad (14 kg) es algo que hay que tener muy en cuenta ¿no?

Este combo de Blackstar trae 150 watts de potencia (2 x 75 watts) estéreo, e incluye dos parlantes de 10”. El alma de su generador de sonidos se encuentra en el primer pote selector llamado Voice, con el cual seleccionamos entre seis seteos: Clean Warm, Clean Bright, Crunch, Super Crunch, OD1 y OD2. Estas voces pueden ser modificadas en tiempo real con los controles de nivel y ganancia que le siguen a continuación, y por la sección de EQ (graves, medios, agudos). Le sigue el control de ISF o Infinite Shape Feature, el cual ajusta la respuesta final del EQ para que la cosa suene más “americana” o más “británica”, con la posibilidad de ir gradualmente de una a otra.

Después tenemos la sección de efectos, con tres botones selectores -Mod, Dly, Rev- los cuales activan los 12 efectos incluidos en el ID:Core, junto con otro más de Tap, con el cual se puede setear en tiempo real el tempo y la velocidad de los efectos. Es así como la sección de Modulación está compuesta por un phaser, un chorus/flanger, un octavador polifónico y un trémolo. La de Delay incluye cuatro tipos de delay, y la de Reverb cuatro tipos de reverberancia. Esta sección de efectos cuenta luego con un pote que activa las variantes dentro de cada uno de los cuatro efectos incluidos en cada rubro, y con otro más que sirve para darle intensidad a cada efecto. En el final tenemos el volumen Master del equipo.

¿Quieren más? Debajo de todos estos controles existe otra sección encabezada con una salida micro USB, que sirve para conectar el ID:Core a una compu (Mac o PC), y utilizar el software Insider de Blackstar para grabar de forma digital controlando distintos parámetros. Aquí también es posible utilizar el combo para la técnica de Reamping.

Le siguen el pulsador Manual para elegir entre el modo de patches programados o el manual de uso, el pulsador de bancos (Bank), y tres pulsadores más (CH1, CH2, CH3) para activar opciones dentro de los patches. Para guardar los sonidos deseados en estas locaciones, hay que mantener apretado alguno de los botoncitos de canal (CH), y luego ir seleccionando el banco deseado con el de Bank: verde, naranja o rojo para alguno de los tres bancos disponibles. En este punto cabe resaltar que el manual es simple y bien claro al respecto.

En la parte trasera tenemos el loop de efectos con retorno estéreo (right & left), la salida del footswitch, la entrada de linea para un reproductor Mp3, una salida para auriculares que incluye emulación de parlante, y el pulsador de encendido.

Mención aparte para el footswitch FS-13 que viene con el Blackstar, el cual activa por default la función de looper del ampli, permitiendo grabar (30 segundos), parar, reproducir, sobregrabar (infinito) o borrar lo sampleado. ¡Sí, el ID:Core Stereo 150 también incluye un looper! Manteniendo apretados ambos footswitches (A-B) hacemos que el FS-13 sirva para controlar los patches y bancos del equipo.

La cantidad de prestaciones que Blackstar incluyó en el ID:Core hicieron de esta serie una de las más vendidas de esta marca. ¿Y cómo suena? La verdad que suena bárbaro, y cuenta con buen cuerpo. Y sobre todo en el tema de sus efectos, al traer dos potencias individuales de 75 watts cada una, se logra un efecto estéreo amplio y real 100 x 100%. No por nada Blackstar lo llama Super Wide Stereo. A pesar de todas sus funciones, el ID:Core es muy simple de usar. Y si uno no quiere meterse con el tema programación no hay problema. De modo Manual, la cosa funciona como un ampli tradicional. Los registros limpios están buenos, y no suenan para nada estériles, con buena respuesta dinámica. Los seteos Crunch son aptos para el blues o el rock liviano, mientras que los OD sirven para estilos más duros, que pueden llegar hasta el metal moderno.

El asunto del Looper con el FS-13 que viene con el Blackstar está de primera, y en una situación de vivo resulta práctico y simple de usar. Es muy impresionante ver hasta dónde llegó la tecnología digital en un corto período de tiempo, ofreciendo tanto facilidad de uso como efectividad en sus registros sonoros.



Marcelo Roascio
Importa y distribuye Import Music
www.importmusic.com.ar

 

www.guitarraonline.com.ar
Webmasters: Pablo pablo@guitarraonline.com.ar
Marcelo Roascio mroascio@guitarraonline.com.ar
Publicidad: Laura Goldar lauragoldar@gmail.com