Tests de este mes Tests anteriores Revista Todo Guitarra y Bajo

Orange Amplification
James Deacon


El gerente de ventas internacionales de esta tradicional marca inglesa de amplificadores nos habló acerca del desarrollo de sus productos, de sus nuevos lanzamientos, y de la relación entre el rock y la educación.

The Orange Shop” fue un local de instrumentos musicales fundado en Londres en 1968 por el músico y diseñador electrónico Cliff Cooper. A comienzos de los ’70 desarrolla los primeros equipos, cuya producción se incrementa cuando Cooper cierra en el ’78 su local de música. En el ’93 la marca pasa a manos de Gibson, y en el ’97, cuando Gibson devuelve los derechos de licencia a Cliff Cooper, comienza la producción a gran escala, ya con Adrian Emsley como Director Técnico. En la actualidad, modelos como los Rockerverb, Custom Shop 50, AD, Dual Dark y AD200B son fabricados en Borehamwood, al norte de Londres, y otros como los Crush, Crush Pro, Micro Terror, Dark Terror, #4 Jim Root Terror, Dual Terror, OR15H, Rocker, TH, Crush Bass, OB1 y 4-Stroke son fabricados en China, en la provincia de Zhejiang.

Mientras que otras marcas encargan la manufactura de sus productos a distintas fábricas en China -comienza diciendo James Deacon- Orange Amplification es la única que tiene desde el 2010 una fábrica propia. Cliff Cooper, dueño de Orange, quiso asegurarse desde un comienzo que la calidad de lo que allí se hace reúna los estándares de los productos ingleses, tanto de los equipos para principiantes como de las líneas profesionales. Esto significa una tremenda inversión para nosotros, ya que cuando uno encarga la fabricación a una OEM (Original Equipment Manufacturer), la calidad puede variar de un envío a otro. En nuestro caso, somos líderes en lo que a la calidad y confianza en nuestros equipos se refiere.

El Tiny Terror fue el primer amplificador de tamaño reducido (lunch box) producido en el mundo. Nuestro director técnico, Adrian Emsley, vino un día y dijo: “…voy a diseñar un amplificador que entre en una hoja de papel A4”. Y la razón que nos dio fue que quería un equipo que pudieses llevar al ensayo o a un show en un bus (colectivo). Por lo general, cuando uno va a tocar siempre encuentra un bafle, ya sea de 2x12” o de 4x12”. Adrian también pensó en hacer algo que fuese poderoso y que sonase bien, a la altura de cualquier otro Orange. Recuerdo que en aquel tiempo nadie creyó que fuese posible fabricar algo así. Y un día en 2006, Adrian llegó y dijo: “¡…lo hice!” Y fue así como luego, muchas otras fábricas de amplificadores en el mundo copiaron nuestra idea. De cierta forma, el Tiny Terror catapultó a Orange dentro del mainstream, dentro de la masividad en el gusto popular.

En sus comienzos allá por los 70s, los Orange eran equipos de 120 watts con un sonido muy limpio, que a pesar de contar con mayor wattage que su competencia, no sonaban más fuerte. Y esto se debía a que aquellos otros amplificadores distorsionaban más fácil que los Orange. El oído percibe la distorsión como algo molesto, y por eso pareciera que un equipo que distorsiona suena más fuerte que otro que no lo hace. Entonces, la siguiente fase fue la de crear un equipo que tuviese un muy buen sonido distorsionado. Al día de hoy, Orange logra esto en cada uno de sus modelos. La distorsión de los Orange tiene una cualidad musical, que los hace muy especiales entre los guitarristas. No es demasiada áspera y tiene una preponderancia de medios. Si bien muchas bandas de metal pesado buscan un sonido sin medios, en nuestro caso, prefieren el registro Orange más medioso, sobre todo para los solos.

Estamos lanzando el nuevo Crush Pro, que sería la versión transistorizada del Rockerverb, con su misma configuración y controles. Pensamos que era muy importante que los músicos jóvenes, que quizás no cuentan con un gran presupuesto, tuviesen un equipo de calidad que fuese completamente analógico. Sólo su reverb es digital. En su diseño, donde el Rockerverb tiene válvulas, este Crush Pro tiene op-amps que logran que por ejemplo, cuando uno exige el canal limpio, logre un crunch similar al de un ampli valvular. Por su parte, el canal de distorsión va de un registro de rock 70s hasta uno bien metalero.

En la actualidad, los jóvenes tienen mucho de dónde escoger, y tocar un instrumento requiere de mayor esfuerzo que por ejemplo jugar con una Playstation o utilizar un controlador. Nuestro rol como fabricantes es el de incentivar al público a tomar un instrumento. Como compañía, incluso tenemos un departamente de educación, donde diseñamos cosas como el pizarrón interactivo (Musicboard) para colegios. También hemos trabajado con diversas escuelas de música, donde junto con los equipos Crush del entry level tienen la posibilidad de recibir clases online gratuitas desde nuestro sitio. A veces la educación y el rock & roll pueden ser un matrimonio gracioso, y obviamente queremos que más gente toque la guitarra. También es necesario que surjan nuevos valores. Necesitamos nuevos héros de la guitarra. La gente todavía mira la era dorada de los Eric Clapton, Jimmy Page o Jimi Hendrix, pero necesitamos más Jack White, Matt Bellamy o Dave Grohl que interpreten lo que pasa hoy con la música de guitarra.

Orange también produce una línea de cables que lógicamente son de color naranja, con conectores Neutrik, junto con una serie de pedales de efecto como el compresor Kongpressor, el Two Stroke Boost EQ que combina un ecualizador paramétrico con un booster de +12dB, y la caja ABY The Amp Detonator. Todo lo que hacemos tiene que estar relacionado con la calidad de nuestros equipos, que son el corazón de Orange.

 



Importa y distribuye Underground
www.undergroundweb.com.ar

 

www.guitarraonline.com.ar
Webmasters: Pablo pablo@guitarraonline.com.ar
Marcelo Roascio mroascio@guitarraonline.com.ar
Publicidad: Laura Goldar lauragoldar@gmail.com