Tests de este mes Tests anteriores Revista Todo Guitarra y Bajo

Victory VX The Kraken


Un equipo que a pesar de haber sido diseñado para los estilos más metálicos del rock, es capaz de abarcar eficazmente las distintas variantes que presenta este género.

 Los amplificadores de Victory Amplification son equipos valvulares diseñados y fabricados en Inglaterra con el concepto de artículos boutique, donde cada uno de los modelos posee un sonido en particular, dirigido hacia un estilo musical específico. En la actualidad, podemos encontrar en el mercado local modelos como el V130 The Super Countess de 100 watts y el The Countess de 42 watts (TGyB Nº42), el RD1 Rob Chapman de 28 watts, el V40 Deluxe de 42 watts, el Sheriff 44 de 45 watts y el Sheriff 22 de 28 watts, el The Duchess V40 de 42 watts (TGyB Nº 41), y el VX The Kraken que nos ocupa en esta ocasión. Además, también llegaron al país distintas versiones de bafles Victory 2x12”, todos con parlantes Celestion.

El VX The Kraken pertenece a la Compact Series de Victory, y es un cabezal valvular de 50 watts de alta ganancia pensado para estilos que van del hard-rock al metal, siendo el más “pesado” de toda la línea. Tiene dos canales, los cuales comparten una misma ecualización pero controles independientes de volumen y de ganancia. Es así como el The Kraken presenta en su frente Gain I & Gain II, controles de graves, medios y agudos, junto con Master I & Master II. El frente cuenta además con un mini switch de cambio de canal (Gain I-Gain II), y un switch más grande marcado como High-Preheat-Low, que funciona como standby y también como selector de potencia (50 o 8 watts).

En la parte trasera encontramos el switch de encendido, tres salidas para bafles (16 y 8 Ohms), un conmutador de focalización para la respuesta de graves (Bass Focus), el envío y retorno del loop de efectos, y las entradas para el footwitch incluido con el ampli. El VX The Kraken trae dos válvulas 6L6 JJ en su etapa de potencia y cuatro 12AX7 en el pre, junto con un miniswitch que funciona para activar la mitad de la potencia seleccionada desde el switch frontal de High/Low. ¡Versatilidad de potencia al palo!

Utilizando una guitarra con doble bobina, los registros de lo que llamaríamos canal 1 -que en realidad son los que resultan de la combinación Master I + Gain I- son bien británicos, por así decirlo. Desde un Plexi hasta un 800 o un 900, el rock clásico está presente en cada uno de los seteos. Y si bien los registros clean no son tan clean (hay que subir mucho el Master y poner casi al mínimo el Gain), es posible limpiar la señal bajando un poco el volumen de nuestra guitarra. Cuando pasamos a lo que sería el canal 2, o sea Master II + Gain II, el ampli se transforma en una máquina de metal. Más compresión, más distorsión, y lógicamente mayor ganancia y sustain, bien al estilo high-gain americano. Los machaques con afinaciones bajas tipo C o “dropped D” resultan altamente positivos, con la suficiente presencia como para presentarse sobre un escenario y no ser devorado por el audio del baterista.

En la práctica, bien podríamos utilizar de forma efectiva la primera combinación para rítmicas y la segunda para solos o melodías, ya que ambas tienen controles individuales tanto de volumen como de ganancia. De esta forma, los seteos de registros limpios o distorsionados y de niveles, quedan bien definidos.

 El encuentro con el Victory The Kraken puede ser una revelación para los amantes de los sonidos británicos clásicos. Por un lado, debido a que su tonalidad es muy distintiva, con una respuesta muy sensible. Por otro lado, porque gracias a un control de sonido eficiente y a sus cuatro etapas de potencia, el amplificador cubre una gama de sonidos muy amplia, la cual excede las recomendaciones de los propios fabricantes.

 



Marcelo Roascio
Importa y distribuye: Kairon Music
www.kaironmusic.com.ar

 

www.guitarraonline.com.ar
Webmasters: Pablo pablo@guitarraonline.com.ar
Marcelo Roascio mroascio@guitarraonline.com.ar
Publicidad: Laura Goldar lauragoldar@gmail.com